Alberto Rojo, candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, promete un proyecto “sensato y creíble, pero con ambición”

Dic 20 2018

Alberto Rojo, candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, promete un proyecto “sensato y creíble, pero con ambición”

Alberto Rojo, candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, ha fijado como su principal objetivo conseguir que Guadalajara sea una ciudad que ofrezca más oportunidades y servicios a sus vecinos y vecinas. Para conseguirlo, ha expresado su convicción de que “Guadalajara merece un cambio y necesita un Gobierno municipal socialista” y ha añadido que “queremos una ciudad con vida, alegre, donde se pueda trabajar y disfrutar del ocio, de la que podamos sentir orgullo y que ejerza con liderazgo y generosidad el rol de capital de la provincia”. En contraposición con este planteamiento, ha recalcado que “no queremos una ciudad dormida, a la deriva, ni rehén de ambiciones personales o partidistas, como lo es ahora”.

Rojo ha mostrado su “enorme satisfacción” por ser el candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara, “una responsabilidad que asumo con enorme orgullo y con la fuerza que me da sentir el total apoyo de mis compañeras y compañeros de partido” para “liderar un proyecto que no es personal, sino colectivo, en el que caben todas las personas que quieran trabajar para que Guadalajara progrese, y que se va a construir escuchando a la ciudadanía”.

El candidato socialista se ha comprometido a que “este proyecto se confeccionará con propuestas sensatas y creíbles, también con ambición, pero siempre con cabeza” y en el que “trabajaremos por la igualdad, por la justicia social y por mejorar la convivencia, con cercanía a la gente, porque el Gobierno municipal de una gran ciudad como Guadalajara debería apostar siempre por la cordialidad y no por el frentismo”.

En este sentido, ha asegurado que “mi compromiso es colaborar con todas las administraciones, estamentos y colectivos” y que “jamás me opondré a un proyecto bueno para Guadalajara solo porque proceda de una administración que no esté gobernada por el PSOE o de un colectivo crítico con mi partido”. Alberto Rojo ha dejado muy claro que pondrá “Guadalajara por delante del PSOE, y no como moneda de cambio o como rehén de rencillas partidistas, que de eso ya hemos tenido bastante”.

Primera propuesta a todos los partidos: una campaña limpia y respetuosa.

Alberto Rojo ha insistido en que quiere ser alcalde de Guadalajara “para trabajar por la gente y con la gente, para ir codo con codo con la ciudadanía y conseguir que la ciudad progrese” y se ha comprometido a “trabajar desde ya en esa dirección”. En su primera comparecencia pública como candidato ha formulado una propuesta dirigida a todos los partidos políticos: “que el proceso electoral sea limpio y con respeto”.

Rojo ha señalado que “se lo propongo a todos los partidos que concurran a las elecciones municipales de mayo, pero especialmente al PP”, ya que “estamos acostumbrados a expresiones de algunos de sus dirigentes en las que parece que todo vale, pero no todo puede valer”.

Alberto Rojo ha aprovechado también su primera comparecencia pública desde que fue elegido candidato del PSOE a la Alcaldía de Guadalajara para agradecer “el respeto y las muestras de afecto recibidas” por parte de los profesionales de los medios de comunicación de Guadalajara durante el tiempo que ha permanecido alejado de la actividad pública como consecuencia de una baja médica.

 

 

[contact-form-7 id="28" title="Javo Contact Form"]