Editorial agosto 2018

Nov 12 2018

Editorial agosto 2018

Nuestras Fiestas

Si por algo es conocida España, aparte de por su más que envidiado clima y rica gastronomía, es por sus fiestas populares, variadas donde las haya. Celebradas en pueblos costeros o de interior, en el norte o en levante, con una gran tradición o cuyo interés se ha suscitado recientemente, relacionadas con el fuego o con el agua e incluso en alguna se rinde homenaje al tomate, las hay de todos los gustos. El caso es que en España nos gusta pasárnoslo muy bien y siempre hay algo que festejar en la época estival.

Agosto es el mes de los pueblos en España, de eso no hay duda. No sé por qué pero en dicho mes se produce un éxodo masivo a los lugares que nos han visto crecer y posteriormente, acudir fielmente cada año por estas fechas. ¿Será  porque más de la mitad de los pueblos de España celebran sus fiestas en este mes? Probablemente sí.

Los pueblos campiñeros son buen ejemplo de lo anterior, El Casar, Mesones, Galápagos, Torrejón del Rey, Valdeaveruelo y Valdenuño Fernández, ya tiene más que preparados sus programas de fiestas, todas ellas patronales (a excepción de Torrejón del Rey) donde el componente religioso ocupa un lugar preferente dentro de las actividades festivas.

Las fiestas patronales constituyen un caso especial ya que, al mismo tiempo que comparten las características propias de cualquier otra fiesta, tienen una doble particularidad: tienen un origen religioso y están fuertemente marcadas por su delimitación geográfica a una comunidad concreta. No hay que olvidar que estamos hablando de unas fiestas con un fuerte componente religioso, donde se mezclan y fusionan actos festivos y lúdicos con creencias y actos religiosos.

Tengan o no el componente religioso, lo que sí está asegurada es la diversión durante los días festivos, donde las peñas, los encierros y los bailes con orquesta, entre otros, siguen siendo los reyes durante estos días tan especiales.

Las fiestas son para vivirlas y disfrutarlas, pero siempre dentro de un clima de moderación, porque ya se sabe que los excesos nunca son buenos compañeros de viaje. Vivámoslas con pasión y acogiendo a todos los visitantes que acuden cada año a disfrutarlas para que su recuerdo sea imborrable.

Felices Fiestas

 

 

[contact-form-7 id="28" title="Javo Contact Form"]