El pueblo de El Casar rindió un emotivo homenaje a D. Julián por su jubilación.

Oct 07 2019

El pueblo de El Casar rindió un emotivo homenaje a D. Julián por su jubilación.

Tras más de 50 años de servicio a los fieles, los últimos 12 en El Casar, el 21 de septiembre pasado D. Julián, párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y Montecalderón, ofreció la última misa en la localidad como acción de gracia.

Con tal motivo la nueva Corporación Municipal con su alcaldesa, María José Valle, a la cabeza, le rindió un emotivo homenaje el pasado 14 de septiembre en el salón de plenos municipal, entregándole una placa como agradecimiento por toda una vida sacerdotal dedicada a los demás.

Tras su paso por El Casar, D. Julián Alfaro se retira y pasará a formar parte de la casa sacerdotal de Guadalajara que dirige D. Javier, sacerdote de El Coto, Las Colinas y Caraquiz, además de Delegado para el Clero de la Diócesis. Le releva en el cargo D. José Ignacio Andrés de Diego, anteriormente, sacerdote de Villanueva de la Torre, quien además de párroco de El Casar, lo será también de Montecalderón y Mesones, continuando como vicario judicial de la Diócesis.

Por otra parte, dentro de los actos llevados a cabo en el municipio con motivo de su jubilación, hay que resaltar la comida que tuvo lugar el sábado 21 de septiembre en un restaurante de la localidad, que sirvió igualmente de despedida de los vecinos de El Casar.

Por último, la residencia de Mayores de El Casar también le dio un pequeño homenaje, agradeciéndole “con todo el cariño”, tanto residentes como trabajadores, “su dedicación en estos 12 años”.

Escribir comentario.

Your email address will not be published.

dos × 3 =

[contact-form-7 id="28" title="Javo Contact Form"]